lunes, 26 de octubre 2020 | English | INICIAR SESIÓN
octubre 1 de 2020
En Colombia Genera se presentarán puntos de vista sobre el rol del sector minero-energético en la reactivación

La novena versión de Colombia Genera se llevará a cabo los próximos 22 y 23 de octubre en el Centro Virtual de Eventos de la ANDI.

Bogotá, 1 de octubre de 2020. “En momentos en que debemos reactivar la economía es importante recordar que el sector minero-energético representa aproximadamente el 7% del PIB, el 60% de las exportaciones, el 21% de la inversión extranjera directa, y cerca del 0,5% del PIB en ingresos fiscales”, afirmó Jaime Concha, Vicepresidente de Minería, Hidrocarburos y Energía de la ANDI al destacar la reactivación económica y otros de los temas que se tratarán en la novena versión de Colombia Genera.

Agregó que el sector minero-energético además “representa el 6% del PIB en encadenamientos tanto en la demanda de sectores como el transporte y las telecomunicaciones, los servicios, las manufacturas, el comercio y los hoteles; como en proveer materias primas a otros sectores como la manufactura, la construcción, la electricidad, el gas, el agua y el sector agropecuario”. 

Por eso, del 22 al 23 de octubre la Asociación Nacional de Empresarios de Colombia (ANDI) a través de su Vicepresidencia de Minería, Hidrocarburos y Energía, llevará a cabo la novena versión de Colombia Genera, un espacio en el que cada año, empresarios y miembros del Gobierno Nacional analizan la actualidad y plantean la hoja de ruta del sector para los próximos años y, en particular este año, para la reactivación efectiva del país.

“En ese sentido, será clave contar con un escenario macroeconómico sano y las cifras demuestran la importancia del sector en materia del equilibrio externo (balanza cambiaria y de pagos, tipo de cambio, etc.), en materia fiscal, en la competitividad de muchos otros sectores de la producción y por supuesto en la reactivación”, agregó Jaime Concha, quien indicó que, además, “existen alrededor 33 proyectos minero-energéticos, que al entrar en operación generarían aproximadamente  $35 billones en inversión y más de 53.000 empleos importantes no sólo para la reactivación, sino para la confiabilidad y calidad de la energía y gas del país y para la generación de recursos fiscales, de regalías y atracción de inversión”.