sábado, 23 de junio 2018 | English | INICIAR SESIÓN
febrero 21 de 2018
“El objetivo esencial es crecer en productividad y competitividad”

La candidata Marta Lucía Ramírez ofrece varias estrategias encaminadas al fortalecimiento de aparato productivo nacional.

La Revista A de la ANDI consultó a los candidatos a la Presidencia de la República sobre la economía y cómo reactivar el sector empresarial colombiano.
A continuación la entrevista otorgada por la candidata Marta Lucía Ramírez en la edición 264 de la Revista A.

Revista A: ¿A qué temas les dará prioridad en su propuesta económica? 

Marta Lucía Ramírez: El objetivo esencial es uno: crecer sustancialmente en productividad y competitividad a niveles que nos conduzcan a diversificar el aparato productivo nacional y a conquistar los mercados globalizados. Aquí se cuenta al mercado colombiano –que también debemos recuperar– así como también el mercado de las cadenas globales de valor y el de socios tradicionales como Estados Unidos, Europa, y Latinoamérica, incluyendo a Asia, que es la agenda pendiente. 
Para ello, las prioridades están en dotar al aparato productivo de los bienes públicos que le permitan ganar competitividad en el mercado global y una estructura tributaria que no estrangule la iniciativa privada ni ahuyente la inversión. 
En paralelo, vamos a continuar dotando al país de una infraestructura vial y portuaria que elimine los sobrecostos que genera la topografía colombiana y la ubicación del aparato productivo nacional lejos de las costas. De igual forma, se planea fortalecer el abastecimiento de electricidad.
Sin embargo, debemos afrontar con urgencia la informalidad (laboral y empresarial) por sus efectos negativos sobre la productividad. Para ello, planteamos algunas reformas al gasto, a la tributación y a aspectos laborales, sin dejar de lado el bienestar social de nuestra ciudadanía. 
Por otra parte, como nuestro sistema tributario es poco equitativo, planeamos hacer importantes modificaciones. El 1% más rico es dueño del 20% de la riqueza y solo tributa el 8%; con esto en mente, vamos a separar tributariamente a las empresas de sus dueños, combatir la evasión que se genera mediante la empresa unipersonal y revisar excepciones del IVA que benefician a los más ricos. Incluso, como las tarifas empresariales son muy altas, proponemos eliminar el IVA a bienes de capital.

Revista A: ¿Cuál es su propuesta para impulsar el desarrollo empresarial en Colombia?

M.L.R.: La política para los sectores productivos se hará con una visión globalizada del mercado, bajo un modelo de desarrollo capitalista, de libre comercio y circulación de factores, siendo respetuosa del orden internacional establecido y del medioambiente. Estará orientada a la creación y distribución de riqueza en consonancia con la dinámica mundial. En ese contexto, vamos a desarrollar bienes, servicios y sus encadenamientos, apalancados en sectores productivos ya consolidados con ventajas comparativas o competitivas.
Haremos énfasis en la producción y exportación de servicios, soportados en el conocimiento y la innovación. Insertaremos materias primas, bienes intermedios y servicios en las Cadenas Globales de Valor, con acento en sectores identificados como de alto potencial por el comportamiento de la demanda mundial. 
El énfasis en las TIC conducirá a una sistematización de trámites también al borde de las fronteras tecnológicas que, indiscutiblemente, llevará a la simplificación y eficiencia al cambiar de una burocracia mecánica y laberíntica por una burocracia proactiva, colaborativa y creativa. Vamos a reducir el tiempo de los trámites aduaneros a pocas horas en lugar de varios días. 
Sobre la base de los tratados comerciales existentes y sin perjuicio de la dinámica presente con el hemisferio americano y Europa, nuestro énfasis estará en la Alianza del Pacífico y su proyección en el mercado de Asia-Pacífico, así como en aumentar nuestra presencia en el potencial del mercado de Centroamérica y el Caribe, conquistar una porción importante de los mercados de contratación pública externos y atraer inversiones y tecnologías asiáticas. 
Finalmente, trabajaremos en la implementación de políticas de mejoramiento normativo. Esta propuesta va en dos sentidos: por un lado, simplificar los trámites y reglas y por otro, apuntarle al desarrollo productivo y a la diversificación de la economía.

Acceda a las entrevistas de los demás candidatos en la edición 264 de la Revista A.