lunes, 6 de julio 2020 | English | INICIAR SESIÓN
mayo 27 de 2019
“Vamos Villapinzón”: de la mano con productores de mora víctimas del conflicto

Este fin de semana, alrededor de 50 voluntarios de empresas privadas trabajaron hombro a hombro con la comunidad de este municipio de Cundinamarca, conformada principalmente por mujeres cultivadoras de mora que han sido víctimas del conflicto.

27 de mayo de 2019. Alrededor de 50 voluntarios de Nutresa, Campo Vivo y Juan Valdez participaron en #VamosVillapinzón, una iniciativa liderada por la Fundación ANDI, USAID y Acdi Voca, que busca sensibilizar a las empresas y a las comunidades para ponerse en los zapatos del otro, generar confianza y construir por encima de las diferencias.

Durante dos días, voluntarios del sector privado, el Ejército Nacional y la Agencia Nacional para la Recuperación y la Normalización (ANR) se encontraron con la comunidad de Villapinzón y trabajaron en los cultivos de mora con los que la Asociación sustenta su proyecto productivo con el acompañamiento de la Fundación ANDI.

La convivencia en condiciones difíciles, el acercamiento a formas distintas de trabajo son parte de una experiencia de aprendizaje sobre el valor de la diferencia y la necesidad de ponerse en los zapatos de los otros para construir entre todos un país incluyente y reconciliado. En las noches, los asistentes compartieron talleres de reconciliación y experiencias para construir por encima de sus diferencias.

“Vamos Colombia es un espacio de encuentro entre dos Colombias que no se conocen, y que permite que aprendamos a ponernos en los zapatos del otro a través de acciones concretas que nos enseñen a trabajar juntos por encima de nuestras diferencias”, explica Isabella Barrios, directora de la Fundación ANDI.

Las mediciones posteriores a estos encuentros muestran que tienen beneficios para todos los actores participantes: aumentan el sentido de pertenencia de los trabajadores con sus empresas, mejoran el clima laboral y el trabajo en equipo, visibilizan a comunidades tradicionalmente olvidadas, y empoderan a los voluntarios para que se conviertan en agentes de cambio.