lunes, 27 de mayo 2024 | English | INICIAR SESIÓN
mayo 15 de 2024
“Es preocupante el estancamiento de la economía colombiana y se deben tomar acciones urgentes que generen confianza e incentiven la inversión”: ANDI

Bogotá, 15 de mayo de 2024. El DANE acaba de divulgar los datos del PIB para el primer trimestre de 2024, registrando un crecimiento de apenas 0,7% frente a una tasa ya acotada de 2,7% en el mismo trimestre del 2023. Con este resultado se completaron cuatro trimestres de estancamiento económico, que son un llamado de alerta para el país.

Por el lado de la demanda, se observa un relativo estancamiento del gasto de consumo final, con una tasa de 0,4% para el primer trimestre de 2024 y, dentro de este, el consumo de los hogares creció 0,6%, mientras que el consumo final del gobierno, registró una tasa negativa de -0,7%, lo que se relacionaría con la baja ejecución presupuestal.

Preocupa en particular, el comportamiento de la inversión que se refleja en el indicador de formación bruta de capital, el cual cae en el primer trimestre (-13,4%), y en particular, en la caída de -6,5% en la formación bruta de capital fijo. Conviene anotar que la formación bruta de capital incluye tanto inversión como inventarios.

En lo externo, las exportaciones registraron un crecimiento de 0,7% en el primer trimestre de 2024, mientras que las importaciones registraron tasas negativas (-12,9%) para el mismo periodo.

Todos estos indicadores confirman una fuerte desaceleración económica explicada principalmente por el deterioro de la industria manufacturera, el sector financiero, el sector de la minería y el comercio.

Se les suman a estos resultados el aplazamiento de proyectos de inversión productiva, el bajo consumo de energía por parte de la industria, el menor ritmo de crecimiento del sector de la construcción, la caída en el consumo de los hogares y los bajos niveles de inversión.

“Consideramos que el gobierno nacional debe enviar señales de confianza y certidumbre jurídica para que el sector empresarial ponga en marcha proyectos de inversión productiva y, a través de estos proyectos, se dinamice la economía y se generen más oportunidades de empleo”, precisa Bruce Mac Master, Presidente de la ANDI.

Es importante destacar que altos niveles de inversión son sinónimo de alto crecimiento económico. Por lo tanto, debe ser una prioridad estimular un ambiente de certidumbre y confianza.

“Así mismo,  insistimos, una vez más, en que se debe crear e implementar con urgencia una política de reactivación económica que envíe un mensaje de optimismo y nos permita pensar que el país se dirige hacia una senda de crecimiento sostenible, distinta a la perspectiva actual en la que se proyecta que el PIB nacional crecería solo entre el 0,5% y el 1% en todo el 2024, una cifra que no es suficiente para que el país avance hacia la dirección que todos queremos”, añade el presidente de la ANDI.