jueves, 22 de febrero 2024 | English | INICIAR SESIÓN
diciembre 1 de 2021
La Cámara de Alimentos de la ANDI y ABACO presentan estudios sobre la situación nutricional en Colombia en el marco de la Alianza por la Nutrición Infantil “Alimentando Sueños”

La Cámara de la Industria de Alimentos de la ANDI y la Red de Bancos de Alimentos de Colombia (ABACO) presentan la línea base de situación nutricional en Colombia y 25 recomendaciones para erradicar el hambre en el marco de la Alianza por la Nutrición Infantil “Alimentando Sueños”.

Bogotá, diciembre de 2021. La Cámara de la Industria de Alimentos de la ANDI en alianza con la Red de Bancos de Alimentos de Colombia (ABACO) presentan la línea base de situación nutricional en Colombia y 25 recomendaciones para erradicar el hambre. Lo anterior, en el marco de la Alianza por la Nutrición Infantil Alimentando Sueños, que busca responder a la situación nutricional del país, donde previo a la pandemia el 54,2% de la población vivía con algún grado de inseguridad alimentaria y alrededor de 560 mil niños padecían de desnutrición crónica, de acuerdo con la Encuesta Nacional de Situación Nutricional en Colombia.

De cara al objetivo de convertir a Colombia en el país con mejor nutrición infantil para 2030 surgen grandes retos puesto que, a septiembre de 2021, los hogares colombianos que consumían 3 comidas al día disminuyeron de un 90% antes de la pandemia a un 70,9%, según lo indica la encuesta Pulso Social del DANE. En adición a esto, el último indicador de pobreza monetaria evidencia que el 42,5% de la población colombiana dispone solo de $331.688 para cubrir sus gastos de alimentación, vivienda y otros artículos de primera necesidad.

Bajo esta lógica, la actualización de la línea base de la situación nutricional de los niños, niñas y adolescentes de Colombia permite entender dónde se ubica la problemática de la malnutrición infantil en Colombia con el fin de acatar las medidas de atención e intervención necesarias. En este sentido, cabe resaltar que los niños y niñas indígenas de a 0 a 12 años y la población en la ruralidad es la que más sufre de desnutrición e inseguridad alimentaria. Por ende, es necesario llegar con intervenciones integrales a toda la región de la Orinoquía y Amazonía, región Atlántica especialmente a La Guajira y la Región Pacífica con énfasis en Chocó, Cauca y Nariño.

En adición a esto, la línea base de situación nutricional da a conocer los determinantes sociales de mayor relevancia para actuar frente a esta problemática, dentro de los cuales se destacan la pobreza monetaria y multidimensional, el acceso a servicios de salud y el acceso a agua potable.

“Acabar con el hambre en Colombia sí es posible. Se necesita que toda la sociedad se ponga metas claras y superiores, defina una ruta de acción con planes y programas concretos basados en la evidencia que nos lleven por el camino que otros países han seguido para derrotar la malnutrición” expresó Juan Carlos Buitrago, Director Ejecutivo de la Red de Bancos de Alimentos de Colombia ABACO.

Para construir el segundo estudio y definir una ruta clara de 25 recomendaciones para erradicar el hambre fue necesario realizar una revisión documental de intervenciones nutricionales exitosas a nivel internacional y nacional. Entre estas recomendaciones, se incluyen definir planes operativos y financieros para todas las políticas con las que cuenta Colombia con el fin de aterrizar a todos los territorios unas acciones concretas que mejoren la calidad de vida de las poblaciones en los municipios. Así como abogar para que las Rutas de Atención Integral en Salud se apliquen en su totalidad a toda la población materno infantil, dado que previenen la mortalidad infantil por desnutrición y los efectos de enfermedades como la desnutrición crónica.

“El hambre y la desnutrición son grandes obstáculos para el desarrollo y por eso buscamos visibilizar los avances de la nutrición infantil en Colombia. Por supuesto, para esta labor es necesario evaluar de manera constante el comportamiento de la situación nutricional con el fin de conocer nuestras vías de acción, y sobre todo, mantener la coordinación de esfuerzos colectivos que nos permitan atender los retos que surgen desde un enfoque multicausal” comentó Camilo Montes, director Ejecutivo de la Cámara de la Industria de Alimentos de la ANDI.

Esta línea base y recomendaciones permiten identificar no solo la raíz del problema sino también establecer una ruta clara de intervenciones que permitan solucionarlo. Por eso es imperante que todos los sectores conozcan y apoyen a Colombia mediante acciones de movilización social, abogacía y generación de conocimiento con el fin de promover un entorno justo en el que la población infantil pueda acceder a una nutrición suficiente y nutritiva.