domingo, 16 de junio 2024 | English | INICIAR SESIÓN
octubre 13 de 2022
Comunicado a la opinión pública de las Juntas Directivas de las Seccionales de la Asociación Nacional de Empresarios de Colombia - ANDI

Octubre 13 de 2022 Tras el pronunciamiento de la Junta de Dirección Nacional de la Asociación Nacional de Empresarios de Colombia –ANDI–, las Juntas directivas de las  seccionales Antioquia; Atlántico- Magdalena; Bogotá-Cundinamarca-Boyacá; Bolívar; Caldas; Cauca; Llanos Orientales; Norte de Santander; Risaralda-Quindío; Santander; Tolima-Huila y Valle del Cauca, apoyan de manera colectiva la postura manifestada sobre la preocupación por los efectos que pueda tener la reforma tributaria que cursa trámite hoy en el Congreso de la República, cuanto al crecimiento, la inversión y el empleo, especialmente en medio de proyecciones internacionales y locales de recesión y decrecimiento económico, alta inflación y perspectivas de caída en los indicadores de confianza del consumidor y la capacidad de ahorro por parte de las familias.

Firman las siguientes Juntas Directivas Seccionales

Por esta razón expresan su acuerdo y adhesión al comunicado emitido por la Junta de Dirección Nacional de la ANDI el día 11 de Octubre:

Octubre 11 de 2022.- Los empresarios miembros de la Junta de Dirección General de la ANDI, quienes representamos a más de 1.500 afiliados de diferentes sectores económicos y productivos en todo el territorio del país, incluyendo emprendedores y empresas medianas y grandes, queremos hacer un llamado consciente en este momento de debate de la Reforma Tributaria. Además de reiterar nuestro compromiso con el progreso de Colombia, queremos manifestar nuestra preocupación por los efectos que pueda tener la reforma tributaria que cursa tramite hoy en el Congreso, en cuanto a crecimiento, inversión y empleo.

Vemos con gran inquietud, en línea con lo expuesto públicamente por el Presidente de la Asociación, el proyecto de ley aprobado en los primeros debates, frente al cual existe una oportunidad crucial de corregir sus errores, pensando en el futuro del país y en el bienestar de toda la población.

Nos preocupa el efecto de esta reforma sobre los hogares, sus ingresos y las familias y sobre la ya altísima inflación; el marchitamiento del sector minero energético, el incremento en precios sobre productos que son parte de la canasta familiar; y la estabilidad jurídica de sectores que le han apostado al país; la credibilidad de Colombia frente al mundo en términos de inversión y mercados; y el debilitamiento de la capacidad del país para enfrentar la crisis que se augura para el próximo año.

Este es un llamado genuino a cuidar el bienestar y a mantener un ecosistema propicio para generar oportunidades y confianza que permitan tanto a emprendedores y empresas, como a sus colaboradores, familias y ciudadanos en general contar con las condiciones para creer y apostarle a Colombia.

No hay duda acerca de que la competitividad es el gran determinante del progreso de un país. Gracias a ella se logra exportar, sustituir importaciones, generar valor agregado y riqueza, y sobre todo generar empleo y oportunidades. La competitividad se expresa en muchas dimensiones; la logística, la infraestructura, los trámites, el talento humano, los impuestos y cargas estatales entre otros. El proyecto de Ley actual genera un gran impacto negativo a la competitividad de las empresas e inversiones en Colombia. Tenemos la oportunidad de que el mismo sea corregido en la próxima ponencia y los debates de plenarias.

Así mismo, invitamos al Gobierno Nacional y al Congreso a mantener el trabajo conjunto con el sector empresarial agremiado en la ANDI para lograr una mejor reforma, sobre la cual ya hemos hecho propuestas y las continuaremos haciendo, siempre con el progreso del país, la equidad y la sostenibilidad como principio fundamental.

El empresariado en Colombia siempre ha estado dispuesto a contribuir al desarrollo económico, social y ambiental del país, en esta oportunidad pedimos fortalecer el diálogo democrático con el fin de construir una reforma que le permita a Colombia avanzar por la senda de las oportunidades.