Inicio de sesión

Introducción.

El balance de la actividad financiera en Colombia es muy positivo y muestra claras señas de desarrollo y eficiencia. En la última década el patrimonio supervisado por las autoridades financieras se ha incrementado en cerca de un 50% del Producto Interno Bruto. Los bancos mantienen carteras de crédito rentables y de buena calidad.[1] El sector financiero se presenta sano con buenos niveles de liquidez, un sistema efectivo de garantía de depósitos y autoridades facultadas para implementar herramientas para la solución de los problemas del sector.[2] A pesar de lo anterior, aún existen algunas áreas que pueden ser mejoradas.[3]

ANDI - Asociación Nacional de Empresarios de Colombia @ 2013 Todos los Derechos Reservados

>