viernes, 24 de mayo 2019 | English | INICIAR SESIÓN
marzo 13 de 2019
Cacaocultores de Santander reciben certificación en Buenas Prácticas Agrícolas

Los agricultores hacen parte de un programa de encadenamiento inclusivo que lidera la Fundación ANDI, con el apoyo de la cámara de Procultivos

Bucaramanga, 12 de marzo. El Instituto Colombiano Agropecuario (ICA) entregó a cacaocultores de San Vicente de Chucurí (Santander) certificaciones en Buenas Prácticas Agrícolas (BPA), quienes hacen parte de un proyecto de encadenamiento inclusivo que lidera la Fundación ANDI, con el apoyo de la cámara de Procultivos.

Isabella Barrios, directora de la Fundación ANDI, indicó que “una de nuestras líneas de trabajo es el acompañamiento a empresas para que incluyan en sus cadenas de valor a poblaciones vulnerables. Estos esquemas deben redundar en un mejor desempeño económico y mayor competitividad de las compañías”.

El proyecto, que beneficia a 159 familias de las organizaciones Aprocafrum y Aprimujer, tiene como empresa ancla a la Compañía Nacional de Chocolates y tiene como objetivo principal aumentar los ingresos de los cacaocultores, mediante la adecuada gestión del sistema productivo del cultivo y la comercialización de su producción, para mejorar así su calidad de vida. Este certificado les permite a los agricultores constatar que realizan prácticas idóneas y amigables con el medio ambiente en sus cultivos de cacao.

“Alcanzar este logro fue una experiencia maravillosa; no fue fácil, pero tampoco imposible. Ahora somos líderes y queremos que más mujeres de nuestra asociación hagan el esfuerzo en sus fincas para obtener la certificación”, explicó Luz Dary Vargas, una de las productoras de Aprimujer que recibió, junto a su esposo, la certificación en BPA que entregó el ICA en la sede de la ANDI en Bucaramanga.

Desde el 2015, año en que inició el proyecto, se ha presentado un alza del 29% en la productividad en los predios de los cacaocultores. Además, la altísima fortaleza técnica del proyecto ha favorecido transacciones más eficientes con la Compañía Nacional de Chocolates, que han resultado en el incremento de 26% de los ingresos de las familias beneficiarias de Aprimujer y Aprocafrum.

“Logramos transformar nuestras fincas, gracias a un trabajo en familia. Nos vamos victoriosos porque nos llevamos un certificado que conseguimos gracias al trabajo. Ahora debemos llevar esta idea a otras fincas”, aseguró a su vez Víctor Rueda, asociado de Aprocafrum, quien también obtuvo el diploma del ICA.

Por último, María Helena Latorre, directora de la cámara Procultivos y quien estuvo presente durante la entrega de los certificados, destacó la voluntad de los agricultores para transformar sus fincas, gracias a un convencimiento propio y a su deseo de convertirse en empresarios del campo colombiano.