viernes, 22 de febrero 2019 | English | INICIAR SESIÓN
febrero 7 de 2019
El acuerdo ‘Biodiversidad y Desarrollo por el Putumayo’ presentó los resultados de su trabajo entre 2017 y 2018

Este acuerdo está conformado por empresas del sector de hidrocarburos afiliadas a la ANDI e instituciones ambientales de alcance regional y nacional.

Bogotá, 7 de febrero de 2019. La iniciativa ‘Biodiversidad y Desarrollo por el Putumayo’ integra los esfuerzos técnicos, logísticos y financieros del sector privado y de instituciones regionales y nacionales por preservar la biodiversidad y la conectividad de esta región de la Amazonía y, al mismo tiempo, se promueve la actividad empresarial.

Este acuerdo se consolidó en el 2017, con la participación de Parques Nacionales Naturales de Colombia; Corpoamazonia; el Instituto Amazónico de Investigaciones Científicas SINCHI; el Instituto Humboldt, y las empresas del sector de hidrocarburos Gran Tierra Energy y Amerisur Exploración Colombia, ambas afiliadas a la ANDI. Un año más tarde, el Proyecto Vida Silvestre –liderado por Ecopetrol, Wildlife Conservation Society, la Fundación Mario Santo Domingo y Fondo Acción– se unió a esta iniciativa.

Durante la presentación del balance del acuerdo, Carlos Herrera, Vicepresidente de Desarrollo Sostenible de la ANDI, mencionó la importancia de trabajar en puntos de encuentro a partir de la visión colectiva y señaló que “la gestión de la diversidad requiere de la participación del sector privado”.

La extracción de petróleo es la principal actividad económica legal del Putumayo y representa cerca del 3,9% de la producción nacional. De acuerdo con información del DANE, en 2017 esta actividad generó 29,8% de los ingresos del departamento. Por lo tanto, la participación de estas empresas en este acuerdo es fundamental para la protección no solo del componente medioambiental, por la gran cantidad de especies presentes en esta zona, sino también cultural, con un total de 13 pueblos indígenas, afrodescendientes y campesinos. Sobre esta apuesta público-privada, Jaime Concha, Vicepresidente de Minería, Hidrocarburos y Energía de la ANDI, comentó que “es claro que el desarrollo depende del capital natural y que el sector privado cumple con un rol fundamental en la preservación del mismo”.

El objetivo de esta alianza es aunar esfuerzos técnicos, logísticos, financieros e iniciativas entre instituciones y empresas encaminadas a la protección, restauración, conectividad ecosistémica y desarrollo sostenible de la biodiversidad, con un enfoque participativo y diferencial en el putumayo (interfluvio putumayo – Caquetá).

Los siguientes son algunos de los resultados de la implementación del acuerdo entre 2017 y 2018:

  • De la mano del Grupo de Ornitología de la Universidad Nacional y la Asociación Alas Putumayo, se impulsó el primer Encuentro Nacional de Ornitología, que contó con la participación de dos de los operadores más grandes de aviturismo provenientes de Inglaterra (Birdfinders-Sunbird) y Brasil (Marithaca expeditions).
  • Parques Nacionales Naturales de Colombia y Gran Tierra Energy hicieron acuerdos de conservación para declarar el Santuario de Flora Plantas Medicinales Orito Ingi-Ande, como la primera área protegida libre de cultivos ilícitos. Un esfuerzo que integra a 13 familias a través de esquemas de restauración participativa.
  • Corpoamazonia y Amerisur Exploración Colombia avanzan en la línea de uso sostenible a través del diagnóstico de la presencia en estado natural de palma de asaí.
  • Desde el Centro Forestal Costayaco, unidad de operación e investigación forestal de Gran Tierra Energy, ubicado en Villagarzón, se viene consolidando la estrategia de conectividad ecosistémica en 212,6 hectáreas; proceso que se convierte en ejemplo de agregación de compensaciones ambientales y eje ambiental para el desarrollo turístico, productivo, científico y de educación ambiental en la región.
  • PNN, SINCHI, Humboldt y Corpoamazonia han trabajado en la priorización de cinco especies (cedro rosado, el tinamú negro, el tigrillo, el mono churuco y el pecarí de labio blanco).
  • El instituto SINCHI establece los lineamientos técnicos para el desarrollo de un proyecto pionero con empresas de hidrocarburos, para establecer la diversidad socioambiental de los ríos Putumayo y Caquetá (interfluvio Putumayo-Caquetá-Mocoa). Este esquema buscará integrar nuevos conocimientos sobre la composición y estructura de estos ecosistemas acuáticos, así como su calidad ambiental y comunidades rivereñas asociadas, hacia soberanía alimentaria y apuestas productivas.
  • En cabeza de Corpoamazonia y Gran Tierra, se elaboró la primera guía de mariposas diurnas del piedemonte amazónico con 145 especies, y se avanza en la edición del libro Putumayo la gran tierra de las mariposas.
  • Gran Tierra Energy y Amerisur Exploración Colombia se unieron al Instituto Humboldt y a Corpoamazonia en una estrategia de monitoreo de la biodiversidad en bloques petroleros, integrando metodologías de monitoreo participativo, pasivo y activo, y lineamientos de gestión, que brindarán un mayor conocimiento de la biodiversidad regional.
  • Desde el Centro Forestal Costayaco, unidad de operación e investigación forestal de Gran Tierra Energy, se promueven nuevos escenarios de investigación e innovación alrededor de pruebas de propagación sexual de helechos arborescentes y desarrollo forestal, una plataforma para el trabajo conjunto con el Instituto SINCHI.

Ver más: Se crea alianza para proteger la conectividad ambiental y social del Caribe

Se promovió el acuerdo institucional entre Corpoamazonia y la Agencia Nacional de Hidrocarburos para el fortalecimiento de los sistemas de información soporte a la toma de decisiones, esquema que permitirá la construcción del primer portafolio de áreas, proyectos y fuentes de inversión y compensación ambiental con enfoque conectividad Andes-Amazonia, de la mano con el sector de hidrocarburos en el 2019.