viernes, 20 de mayo 2022 | English | INICIAR SESIÓN
diciembre 9 de 2020
La transformación digital se convirtió en imperativo

La situación generada por el Covid-19 ha traído dificultades para todos los países en diferentes ámbitos. Esta coyuntura también nos ha impulsado a buscar soluciones en distintos frentes; uno de estos es el relacionado con la transformación digital y la tecnología.

En este aspecto, la fuerza de los acontecimientos convirtió a la tecnología en la gran aliada para superar muchas de las barreras que se nos presentaron a todos. Por lo tanto, la situación hoy no es la misma frente al panorama que teníamos en marzo pasado y nos encontramos con una perspectiva distinta frente a la transformación digital.

Lo que hoy está pasando en transformación digital, en economía naranja, en nuevas inversiones, en gobierno digital y en tecnología, es revolucionario. Por lo mismo, hay que sacar provecho de los logros que como país estábamos alcanzando y potenciar las acciones en materia de política pública, formación educativa e inversión pública y privada.

La Cuarta Revolución Industrial y la transformación digital son temas que la ANDI ha considerado prioritarios. La nuestra fue una de las primeras Organizaciones Empresariales del mundo en crear una vicepresidencia de Transformación Digital, al tiempo que la producción y la economía se han ido transformando, generando nuevas oportunidades a nivel social y económico. La forma como vivamos esta transición y como proyectemos los talentos, definirá la manera para sacar la mayor ventaja de esta Cuarta Revolución Industrial.

En esta realidad, el ecosistema digital es la principal estructura económica en el mundo. La relación de cada persona, cada empresa y cada país con este, va a determinar su sostenibilidad y su capacidad para progresar.

Como veremos a lo largo de esta edición de la Revista A, hemos dado pasos importantes. Ahora Colombia necesita que la transformación digital dé el gran salto en el que la educación es determinante. No podemos concentrarnos solo en carreras tradicionales, como tampoco en educar de la manera tradicional.

La falta de coincidencia entre la oferta y la demanda de habilidades implica metas en todos los niveles ocupacionales. La brecha se profundiza debido a los rápidos cambios tecnológicos y las nuevas formas organizacionales. Por lo tanto, hoy las empresas encuentran en el capital humano una de las mayores restricciones, pero también una de las mayores oportunidades para su crecimiento.

No se puede seguir enseñando la medicina tradicional como se enseñaba antes; tiene que ser una medicina nueva, con habilidades TIC, con el conocimiento y uso de tecnologías como IA, big data y computación cuántica, entre otras, para que se puedan desarrollar la telemedicina, la medicina preventiva y no paliativa y la psicología. Esto aplica también para muchas carreras tradicionales: los abogados en la era digital, tienen que ser digitales.

Necesitamos talentos para tres grandes sectores: digital y tecnológico; sostenibilidad, agro, biología y biodiversidad; y los relacionados con el cuidado de los seres humanos. Se requiere urgentemente talento preparado ante los nuevos productos y servicios que genera esta economía digital.

Oportunidades para un futuro optimista en Colombia

En el 5.º Congreso Empresarial Colombiano CEC y 76.ª Asamblea Nacional de Afiliados, reunimos a los más importantes pensadores del mundo y del país con el propósito de conocer puntos de vista y soluciones a los retos que se nos han presentado este año.

Bajo el eslogan “Oportunidades para un futuro optimista”, por primera vez desarrollamos una agenda de toda una semana en la que abordamos cada día un tema: economía y geopolítica; empleo y salud; transformación digital, innovación y educación; sostenibilidad ambiental e inversión social; y nuevo contexto regional.

Contamos con la participación de la Premio Nobel de Economía 2019, Esther Duflo; el fundador y Presidente del Foro Económico Mundial, Klaus Schwab; los reconocidos economistas Moisés Naim y Ricardo Hausmann; los directores de organismos multilaterales como Tedros Adhanom de la OMS, Guy Ryder de la OIT y Luis Alberto Moreno del BID.

Además de los distintos planteamientos para Colombia, señalamos un camino en cuanto a la realización de este tipo de eventos en medio de los momentos de incertidumbre que nos ha marcado esta época, hecho que nos hace sentir satisfechos sobre nuestra contribución para hacer Más País.

Lea la edición completa de la Revista A aquí.