martes, 17 de mayo 2022 | English | INICIAR SESIÓN
agosto 24 de 2020
El desafío de abastecer a Colombia en medio de una pandemia

Antes de iniciar la emergencia, desde la ANDI nos anticipamos con nuestras empresas y nos articulamos con el Gobierno para garantizar el abastecimiento.

Por Camilo Montes, Director Ejecutivo de la Cámara de la Industria de Alimentos de la ANDI

Sin duda, el COVID-19 constituye uno de los mayores desafíos de nuestra generación y para las industrias que producen bienes de primera necesidad, como son los alimentos, es un reto que va más allá de mantener las empresas en operación. Es garantizar que las cadenas de abastecimiento operen pese a las dificultades y los colombianos puedan acceder a la comida. Para ello, antes de iniciar la emergencia sanitaria y económica generada por la pandemia, desde la ANDI nos anticipamos con nuestras empresas y nos articulamos con el Gobierno para garantizar el abastecimiento del país.Desde que el Gobierno Nacional decretó el aislamiento preventivo obligatorio a partir del 25 de marzo, una de las excepciones establecidas en el Decreto 457 de 2020 fue la relacionada con la producción, el abastecimiento, el almacenamiento, el transporte, la comercialización y la distribución de bienes de primera necesidad como son los alimentos. Esta es una tarea de gran magnitud. Hemos estimado que en 2019 se movilizaron cerca de 38 millones de toneladas de alimentos para el consumo en los hogares colombianos.

 Bajo este panorama, los colombianos cambiaron sus hábitos y preferencias de consumo. De hecho, de acuerdo con RADDAR, el consumo de alimentos en los hogares aumentó un 8,7% al comparar el primer semestre de 2020 frente al primer semestre de 2019. En las canastas de alimentos producidos por la industria, el crecimiento fue de 16,7% comparando el mismo periodo. Además, hemos tenido que sortear diversas situaciones nuevas, como la compra exponencial por parte de los estratos 4, 5 y 6 durante las dos primeras semanas en el inicio de la cuarentena en marzo; así como dificultades en la operación del transporte y los procesos de importación y exportación, y el riesgo regulatorio de las normas emitidas en el marco de la emergencia, entre otros.

Para cumplir con las necesidades de los hogares colombianos, desde la Cámara de la Industria de Alimentos hemos trabajado para que las más de 39.000 empresas del sector, con sus 260.000 empleados directos, puedan continuar soportando la producción de los alimentos de los colombianos. Además, la sinergia con el Gobierno Nacional y los gobiernos locales y departamentales ha sido fundamental, porque ha permitido que el tránsito de insumos agrícolas y de alimentos se desarrolle con la mayor normalidad posible desde todos los municipios de Colombia hasta las zonas de acopio, transformación y comercialización de alimentos.Lo anterior, bajo la estricta supervisión y cumplimiento de lo dispuesto por las autoridades sanitarias como el Ministerio de Salud, el INVIMA, el ICA y las secretarías de Salud, para garantizar la implementación de los protocolos de bioseguridad e inocuidad en la producción, importación, exportación y venta segura de alimentos. Semanalmente, para la Presidencia de la República y en articulación con Colombia Productiva del Ministerio de Comercio, monitoreamos el comportamiento de los inventa rios de materias primas y alimentos de la canasta familiar con el fin de superar de forma anticipada los cuellos de botella que identificamos en la operación diaria.

El trabajo en la ANDI ha sido de total coordinación con diversas iniciativas lideradas por las cámaras sectoriales y regionales de la ANDI, y con las actividades desarrolladas por nuestros afiliados. Un buen ejemplo es la iniciativa de abastecimiento estratégico, liderada por la Cámara de Proveedores y Canales de Distribución, que ha implicado la participación de siete cámaras, ocho seccionales, cientos de afiliados y entidades públicas como el Ministerio de Agricultura, las alcaldías y gobernaciones para el fortalecimiento de las tiendas y pequeños mercados de los barrios.

Así mismo, para mitigar las necesidades de abastecimiento que se presentan en el país, en el marco de la campaña #UnidosSomosMásPaís, hemos fortalecido el trabajo de los 39 bancos de alimentos que hay en el Colombia. Gracias a la gestión de la Asociación de Bancos de Alimentos de Colombia (Abaco), se han entregado entre el 30 de marzo y el 30 de julio 28.821.456 kilos de alimentos, beneficiando a 1.731.191 personas en condiciones de vulnerabilidad en más de 158 municipios del país. Estas cifras aumentan diariamente y reflejan el trabajo colectivo de muchas organizaciones.

La invitación que hacemos es a continuar innovando para buscar alternativas y soluciones que nos permitan, desde los diferentes sectores, solventar la crisis que no solo está impactando la salud, sino que ha traído grandes consecuencias sociales y económicas para el país.