domingo, 22 de septiembre 2019 | English | INICIAR SESIÓN
septiembre 11 de 2019
ANDI, 75 años de historia y trabajo por el desarrollo social y económico de Colombia

El 11 de septiembre de 1944 se firmó el acta de constitución del gremio en Medellín y dos días después se hizo en Bogotá

Bogotá, 10 de septiembre de 2019. Este miércoles 11 de septiembre la Asociación Nacional de Empresarios de Colombia (ANDI), cumple 75 años de creación. Hoy, el gremio representa a 1.460 empresas, cuenta con 31 Cámaras Sectoriales, 12 Gerencias Seccionales, y Vicepresidencias y Áreas transversales que trabajan por el desarrollo empresarial, económico y social del país.

Para el Presidente de la ANDI, Bruce Mac Master, “hace 75 años los más importantes industriales colombianos, decidieron unirse alrededor de la causa de contar con una industria más próspera, más competitiva, en mejor capacidad de aportar al desarrollo y con el objetivo común que los empresarios de hoy hemos interpretado como construir MÁS PAÍS”.

Además de la labor y defensa de la industria que empezó a consolidarse a mediados del Siglo XX, la ANDI a lo largo de su historia ha tenido un diálogo permanente con el Gobierno Nacional, y ha trabajado en buena parte de la conformación de la estructura empresarial que hoy tiene Colombia.

De manera paralela a la consolidación industrial que empieza a ser notoria después de la Segunda Guerra Mundial, la actividad manufacturera se convierte en eje de desarrollo en Colombia, con un rol preponderante en la generación de empleo a nivel urbano y la consecuente incidencia en el surgimiento de la clase media.

De forma paralela, este gremio ha puesto en marcha una serie de iniciativas de carácter social como la educación industrial y la capacitación técnica de los empleados, un hecho que conllevó el apoyo de las compañías y sus representantes en la creación del Servicio Nacional de Aprendizaje (SENA) en 1957.

En la década de 1940 también propició la creación del Instituto Colombiano de Seguros Sociales y en los 50 fomentó entre sus afiliados el modelo del subsidio familiar, que posteriormente fue adoptado por ley.

El interés por la capacitación en diferentes niveles también contribuyó en la creación de la Universidad de los Andes, el Colegio de Estudios Superiores de Administración (CESA) y el Instituto Colombiano de Estudios Superiores (ICESI).

A mediados del siglo XX surgen conceptos como el de responsabilidad social, bajo el cual la Asociación estableció la Cuota Social ANDI, que derivaría en fondos sociales en Barranquilla, Bogotá, Cali y Medellín. Por medio de estos se apoyaron diversas iniciativas sociales que se han mantenido de forma permanente.

En los últimos años, la Asociación ha centrado sus esfuerzos en proyectar el concepto de política industrial moderna a la luz de la nueva economía, la globalización y la Cuarta Revolución Industrial. Es desde esta perspectiva que la industria funciona con un sentido más amplio incluyendo la agroindustria, la producción manufacturera y los servicios.

Dentro de la representación del empresariado que hace la ANDI se incluye la participación en diversos escenarios internacionales como los consejos empresariales bilaterales con Estados Unidos, Chile y Francia, o a través de mecanismos de integración como la Alianza del Pacífico. También ha sido representante de los empleadores ante la Organización Internacional de Empleadores (OIE) y la Organización Internacional del Trabajo (OIT).

Otro capítulo especial lo constituyen los miembros de la ANDI del Futuro, una red de emprendedores que reúne a 353 empresas dinámicas e innovadoras y que hoy se expande a nuevas regiones para ampliar capacidades y continuar trabajando en iniciativas especialmente de innovación.

A nivel social, a través de su Fundación, la ANDI busca reunir y coordinar iniciativas privadas hacia camino de la inclusión. Cerca de 200 empresas trabajan con poblaciones y personas en situación de pobreza y pobreza extrema, víctimas del conflicto armado, personas con discapacidad, personas en ruta de reincorporación, minorías étnicas y fuerza pública retirada, en sus cadenas de valor generando no solo oportunidades para estas poblaciones, sino también mejoras en los indicadores del negocio.

Con esta estrategia, la ANDI acompaña a las empresas a desarrollar proyectos en los cuales, a través de los negocios involucran a las comunidades en sus dinámicas productivas.

A nivel de desarrollo sostenible la Asociación lidera varias iniciativas. Su apuesta inició en 2015 con la creación del Centro Nacional del Agua (CNA) con el propósito de incrementar la competitividad del sector empresarial con enfoque en la sostenibilidad optimizando su gestión integral y reduciendo riesgos para el medio ambiente y las comunidades.

Este camino hacia la sostenibilidad ambiental ha ido de la mano de programas de Responsabilidad Extendida al Productor más reconocida y de mayor representatividad en América Latina. Su propósito ha sido avanzar en el manejo ambientalmente adecuado de residuos como baterías, pilas, llantas, computadores, bombillos, plaguicidas, neveras y medicamentos a través de los programas Cierra el Ciclo, Pilas con el Ambiente, EcoCómputo, Red Verde, Recoenergy y Rueda Verde.

Hoy esta apuesta está más que vigente. Por eso, en el marco del Cuarto Congreso Empresarial Colombiano (CEC) la ANDI presentó la estrategia Visión 30/30: Gestión de envases y empaques, un ambicioso proyecto de economía circular con el que más de 100 empresas de diversos sectores se han comprometido a aprovechar el 30% del material utilizado en envases y empaques.

Para Bruce Mac Master, “la ANDI es el lugar donde una muy buena parte del sector privado se encuentra para construir país, para aportarle a la sociedad desde donde somos más expertos que es la producción de bienes, servicios, empleo y oportunidades, y desde donde también tenemos la responsabilidad de actuar como ciudadanos que defendemos nuestra sociedad y que construimos alrededor de los inmensos desafíos sociales y de equidad”.